Una puerta de entrada a una vivienda debe caracterizarse por tener una resistencia a las posibles agresiones que puede tener. Esta resistencia se consigue con la utilización de una serie de puerta abisagrada con una perfilería y herrajes resistentes.

Estas características se consiguen con la colocación de cerraduras de 3 ptos de cierre y bisagras que tengan una unión total, formando un solo cuerpo con el perfil de la puerta y un panel central formado por dos chapas de aluminio con un relleno de poliuretano inyectado interior, llamados paneles, que suelen tener dibujos a ambas caras con una gran gama de diseños.

También se pueden colocar cristales de seguridad laminados, pero siempre sobre unos perfiles resistentes y con los herrajes necesarios.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted