La instalación de ventanas de PVC en Tenerife o las de aluminio es algo habitual hoy en día y a lo que recurren muchas personas que quieren dar un aspecto diferente a su vivienda. Dentro de esta ventanas, podemos encontrar dos tipos, las ventanas de tipo guillotina y las ventanas correderas.

Las ventanas de PVC en Tenerife, y en concreto las de guillotina, son una buena opción si quieres una ventana funcional y resistente. La aplicación de estas ventanas es muy útil, tanto en su uso como en su instalación, también más sencilla que la de otros modelos.

Lo cierto es que en cuanto al accionamiento son de las más sencillas, aunque otras de las ventajas con las que cuentan son su fácil fabricación y su práctico montaje. La limpieza de la ventana por ambas caras es muy sencilla y cuenta con compensadores tanto en la parte superior como en la inferior.

Otro tipo de ventana es la corredera, más habitual. Brindan una gran versatilidad estética y funcional, y pueden ser clasificadas en base a dos términos. Primero, el número de hojas, y es que puede ser de una hoja, de dos, de tres e incluso de cuatro, todo dependerá de cuántas necesites y el espacio disponible.

También se pueden clasificar según el sistema, empleándose así los sistemas 4200 RPT, 4500 elevable con RPT, 5000, 5000 doble RPT, 5000 integral y 6500. En cuanto a las siglas RPT, hacen referencia al sistema con rotura de puente térmico. Básicamente este sistema rompe como su propio nombre indica el puente térmico, una reacción que traslada la temperatura del exterior al interior del hogar. Al romperlo, estamos evitando la pérdida energética.

En nuestra empresa ALUMINIOS CARPAL te asesoramos y ayudamos para que escojas la ventana que mejor se adapte a tus necesidades, de forma que quedes satisfecho con el resultado final.